El acierto de Marx

Durante las ultimas décadas se puede observar un acentuado énfasis en la certidumbre de la prospectiva marxiana mas allá de las oportunas desviaciones del leninismo y el keynesianismo operadas en el siglo pasado, y la poca previsión de que el final del capitalismo adquiriera un peculiar carácter neoliberal conducente a un régimen mixto, con elementos fundantes en la relectura de lo que fueran los sistemas políticos y productivos que incipientemente se desarrollaron durante la primera época de la existencia real del modelo implementado por el yugoslavo Tito, de como dijimos, producción y gestión. A ellos se le debería despojar de varias desviaciones propias del obscurantismo mercantilista y del DIAMAT que le dieran origen y agregar aspectos no conocidos algunos, la mayoría, y nuevamente aparecidos, una minoría, y otros que recién aparecen, mas allá de los que de aquí a la implementación del nuevo ordenamiento del mundo multipolar, pluripolar, pluricentral y policéntrico pudieran aparecer. Mucho de la pretendida síntesis titoista merece un nuevo análisis ahora que no es difícil vislumbrar que estamos en la puerta de un recambio de paradigmas obsoletos. Efectuamos tal análisis desde lo mejor de cada sistema conocido y criticando lo peor que debiera ser prohibido por tratados internacionales y legislatura local. Tal acierto titoista en lo teórico, visto hoy en día, solo es comparable al acierto práctico de Lincoln al recambiar el modo de producción en Norteamérica y al de Lenin y Trotzki al recambiar al atrasante modo político y productivo zarista, o al de Mao y Teng en China. Dicho sea al pasar que todos estos hombres tuvieron también momentos de oscuridad meridiana. En lo táctico militar quizás podamos mencionar a Lee, y en lo táctico y estratégico, a Giap o al estado mayor conjunto de USA durante la Segunda Guerra Mundial. Para facilitar la comprensión de las presentes reflexiones nos abocamos al estudio del carácter paradojalmente asertivo de algunos procesos sociohistóricos determinados desde una perspectiva lógica y con una mirada prospectiva que intentaremos sea lo mas promisoria y prometedora real factible dentro del marco de la impredictibilidad del mundo actual objetando simultáneamente el concepto de azar y afirmando el de determinación sociohistórica lógica: Lee perdió la guerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s